Servicios de revisión

La diferencia entre corrección y revisión no está siempre clara. Aunque es cierto que a veces se superponen, se trata de tareas diferentes.
Corrección: cuando se termina una traducción, el siguiente paso es leerla de nuevo con el texto original al lado para asegurarse, entre otras cosas, de que no falta contenido, de que el significado es conciso  y de que suena natural en español, es decir, que no hay rastros de la lengua original.
Revisión: esta tarea, normalmente monolingüe, consisten en leer la traducción una vez más prestando especial atención a posibles erratas, puntuación incorrecta, falta de consistencia en la terminología utilizada y aspectos similares.
Para estas tareas, a veces colaboro con otros traductores profesionales. Se suele decir que cuatro ojos ven más que dos, y el mundo de la traducción no es una excepción. Colaborar con compañeros garantiza mejores resultados.
Si todavía no estás seguro de lo que necesita tu texto/traducción al español, ponte en contacto conmigo.